Hernanz recibió la medalla de bronce del Mundial en una "justa entrega" celebrada en el COE

Hernanz recibió la medalla de bronce del Mundial en una

Madrid.- El palista Javier Hernanz ha recibido hoy la medalla de bronce correspondiente a la prueba de K1 5.000 metros del Campeonato del Mundo de Esprint 2018 en una "justa entrega" celebrada en el Comité Olímpico Español en Madrid, según ha dicho el presidente de la Federación Española de Piragüismo, Juan José Román Mangas, que ha valorado la presencia en el acto de los máximos responsables del COE y de la ICF, Alejandro Blanco y José Perurena, respectivamente.La Federación Internacional de Piragüismo, ICF por sus iniciales en inglés, resolvió el pasado 29 de septiembre, tres días después de la conclusión del Mundial, que el español Javier Hernanz era el ganador de la medalla de bronce en K1 5.000 tras atender el escrito remitido por el noruego Eivind Vold, quien renunció a la presea y reconoció al asturiano, que había sido cuarto, como "legítimo" ganador del tercer puesto con el que España elevó a seis el número de podios logrados por España en el Mundial de este año.La entrega de la medalla, celebrada en el COE, ha contado con la asistencia del director deportivo de la Federación, Ekaitz Saies; el técnico de Hernanz, Luis Brasero;  el entrenador Miguel García y los palistas del equipo nacional Paco Cubelos, Iñigo Peña, Pelayo Roza, Marcos Abad y Pedro Vázquez, y las palistas Sara Ouzande, Isabel Contreras, Alicia Heredia, Begoña Lazcano y Laia Pelachs.Además ha asistido el miembro de la junta directiva David Martínez, el expresidente de la Federación Española Manuel Fonseca y personal de esta entidad, junto a familiares y amigos del medallista.Hernanz se ha acordado de quienes han sido el espejo en el que mirarse, según ha dicho:  "los que con su trabajo y su esfuerzo diario" le hicieron "ver lo que significaba sacrifico, constancia, responsabilidad y compromiso con cada cosa que realices".
"Empecé mi carrera deportiva en un pueblo de 3.000 habitantes, con mucha tradición al piragüismo, pero una tradición enfocada al piragüismo de ríos y de larga distancia. Pensar en aquellos años en ser un gran piragüista de modalidad olímpica era poco menos que ser un iluso, un soñador, un motivado o un inconsciente, características normalmente despectivas pero que han marcado toda mi carrera deportiva. He seguido teniendo mucha ilusión por lo que hago, soñando con conseguir victorias épicas, sigo motivado como cuando era niño y muchas veces creo que tengo la inconsciencia para no ver lo que para otros es tan evidente", ha afirmado.El asturiano ha recordado: "Con 15 años me fui de mi casa, a una ciudad, a un lugar duro, donde me tuve que sacar el bachiller nocturno para poder entrenar dos veces al día. Salía de clase a las 10 de la noche y recorría 2 kilómetros caminando en un barrio que poco tenia de acogedor. Yo siempre cuento que a mí no me atracaban, yo pagaba peaje, de lo habitual que era".

Para él el deporte ha sido "una forma de vida y así es como quiero inculcárselo a los jóvenes, disfrutando del camino y no solo de la victoria. Y el tiempo me ha demostrado que cuando disfrutas de tu día a día, al final salen los resultados"."Mi carrera deportiva estuvo marcada por dos ausencias en los juegos olímpicos de Pekín 2008 y de Londres 2012. Fueron los mejores años de mi carrera donde teníamos opciones de ganar el K2 1000 y, sin embargo, por problemas ajenos al rendimiento no pudimos estar", ha enfatizado Hernanz, que ha agregado que es "duro saber que puedes ganar, y tener que estar en tu casa viendo a rivales a los que tu has ganado sacar medalla. Creo que cualquiera lo hubiera dejado, sobre todo después de Londres y ya con 29 años, pero nunca perdí la ilusión y seguí disfrutando día a día hasta que me volvió a llegar la oportunidad en Rio 2016".Ha abogado por los valores del "juego limpio, el compañerismo y el amor por el deporte, por querer ganar sin trampas y por respeto por los compañeros" , por eso ha considerado que en "una época en la que se da valor a la picaresca, donde está tan de moda el consumo de sustancias prohibidas o donde ganar está por encima de todo, un gesto como este sobresale por su nobleza y honradez".Hernanz ha dado las "gracias" a Eivind Vold, y su jefe de equipo, Erik Veraas Larsen, por "tener la valentía de soltar una medalla que le había reconocido la Federación Internacional y entregármela a mí. Con este gesto, el deporte me devuelve de una forma romántica toda mi implicación y mi pasión".

El presidente de la Federación Española de Piragüismo ha lamentado que Hernanz no hubiera podido recoger la medalla en el momento "más emotivo" para recibirla al término de la disputa de la prueba, pero "había que seguir un proceso" de reclamación que posteriormente no fue necesario continuar con la renuncia ya conocida de un "gran deportista" como Vold, que ha reconocido a un rival como "justo merecedor" de la medalla de bronce.Román Mangas ha recordado España, con la presea obtenida por Hernanz, suma seis medallas, que permiten al equipo nacional refrendar por segundo año consecutivo el título de mejor equipo de kayak masculino del Campeonato del Mundo, donde la selección quiere "ser un referente".

El presidente de la ICF ha desvelado que la medalla que Hernanz debía de haber recogido en el podio estaba grabada con su nombre y todo preparado para el inicio de la ceremonia de premiación, si bien una reclamación ante los jueces derivó en los acontecimientos ya conocidos resueltos finalmente "gracias a un deportista" y al entrenador del equipo noruego. "Estoy orgulloso de los piragüistas a nivel mundial", ha confesado José Perurena, con una referencia especial a Vold y Eirik Veras Larsen por "reconocer el error", lo que permitió "inmediatamente" a Federación Internacional reponer la medalla.

El máximo responsable del COE ha comentado que "nada ni nadie" puede sustituir el momento en el que un medallista sube al podio pero ha afirmado que, si eso no se puede tener, a él le gustaría que "fuera un acto como este", en el que el deportista ha estado acompañado de un "excepcional" presidente, en alusión a Román Mangas, y de "uno de los dirigentes referentes de talla internacional" al citar a Perurena."Hoy es un día más que indica que no hay desánimo, ni récord que no puedas lograr", ha concluido Alejandro Blanco.Con este reconocimiento los seis podios logrados por la selección española de piragüismo en el Mundial 2018 corresponden a un oro en K1 200 ganado por Carlos Garrote; tres platas en K2 200 con Saúl Craviotto y Cristian Toro, en K2 1.000 con Cubelos y Peña y en K4 500: Saúl Craviotto, Cristian Toro, Marcus Cooper y Rodrigo Germade, y dos bronces en K4 1.000: Paco Cubelos, Pelayo Roza, Rubén Millán e Iñigo Peña, y en K1 5.000 con Javier Hernanz.

VIDEO
https://we.tl/t-gxSYXpXmiy


FOTOMadrid.-- El palista Javier Hernanz (2i) luce la medalla que ha recibido hoy en el Comité Olímpico Español como ganador de la prueba de K1 5.000 metros en el Mundial 2018, la sexta conseguida por España en la competición celebrada hace dos meses en Montemor (Portugal). Junto al asturiano, el presidente del COE, Alejandro Blanco (1i); y sus homólogos de la Federación Internacional de Piragüismo; José Perurena (2d), y de la Española, Juan José Román Mangas (1d). Nacho Casares / COE.

Dejar un comentario

captcha